SEPTIMA TRADICION

TRADICION DEL AUTOSOSTENIMIENTO

Cada grupo de Nar-Anon debe mantenerse a sí mismo completamente, negándose a recibir contribuciones externas

La bolsa que pasamos en las reuniones es una de las formas de practicar nuestra Séptima tradición. Necesitamos dinero para que funcione nuestro grupo; hay que pagar el alquiler, comprar literatura, café y otras cosas necesarias. Además hacemos contribuciones a los otros niveles de servicio de Nar-Anon, con lo cual ayudamos también a llevar el mensaje de recuperación en nuestra área y alrededor del mundo.

Nuestra política con respecto al dinero está establecida claramente: rechazamos cualquier contribución externa; nuestra confraternidad se mantiene completamente así misma. No aceptamos fondos, subvenciones, prestamos ni regalos. A pesar de las intenciones, todo tiene su precio. Tanto si el precio es en dinero, como en promesas, concesiones, agradecimientos especiales, respaldos o favores. Sería demasiado alto para nosotros. Aunque nos ofrecieran ayuda sin ningún compromiso, seguiríamos sin aceptarla. Tampoco podemos darnos el lujo de que nuestros miembros contribuyan con más de lo que les corresponde. Hemos visto que la desunión y la polémica es el precio pagado por nuestros grupos. No pondremos en peligro nuestra libertad